Archive Page

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

Seminario Chile Cambió: nuevos desafíos Sociales y Liderazgos para el Mundo del Trabajo

Seminario Chile Cambió: nuevos desafíos Sociales y Liderazgos para el Mundo del Trabajo

El lunes 16 y martes 17 de diciembre, a partir de las 09:30 horas, Grupo Impulso con la gestión de Nawel Comunicaciones realiza el Seminario “Chile Cambió: Nuevos desafíos sociales y liderazgos para el mundo del trabajo”, en Sala Máster de Radio Universidad de Chile. Dicha instancia busca convocar a diversos actores sociales como panelistas experienciales, con el fin de reflexionar junto a dirigentes de diversas áreas del quehacer sindical acerca del estallido ciudadano y debatir sobre el futuro proceso social en el país, a 60 días de un Chile que está cambiando su paradigma cultural y político.

“La actividad será apoyada por diversos sindicatos de la minería chilena, quienes podrán debatir junto a los expositores acerca del Chile que queremos construir”, señaló Alejandro Sandoval, Director Ejecutivo de Grupo Impulso. Conceptualmente lo que será puesto en tabla de discusión es el posible cambio de Constitución, el proceso constituyente y las consultas municipales y plebiscitos para el mundo del trabajo.

Asimismo, la idea es poder orientar a estos líderes y lideresas laborales y sociales, sobre cómo sistematizar sus demandas y necesidades para que puedan estar presentes en la discusión y aportes de una futura carta magna.

El primer panel del lunes 16, abriendo las jornadas, trata los «Cambios constitucionales: plebiscito, asamblea constituyente, congreso constituyente. ¿Qué impacto tiene para los trabajadores y trabajadoras? y cuenta con la participación del abogado José Luis Ugarte, el historiador y jurista Cristóbal García Huidobro y la Doctora en Derecho, Liliana Galdamez.

El módulo siguiente, versa sobre “Renta Minera y su aporte a la disminución de la desigualdad en Chile”, que es abordado por el economista Manuel Hidalgo, el abogado y economista Julián Alcayaga y el dirigente minero, Cristián Cuevas. La introducción a la temática será proyectada en un formato audiovisual con el análisis minero del ex senador DC, Jorge Lavandero.

En la tarde de la primera jornada, se debate respecto de los “Efectos y consecuencias de las movilizaciones para el mundo del trabajo. Sistema Previsional, jornada 40 horas, automatización y salario mínimo”, a cargo de Marco Kremerman (Fundación Sol), de la abogada y Presidenta de los abogados laboralistas (AGAL), Carmen Espinoza, y el economista Gonzalo Cid.

Para cerrar la primera jornada del Seminario, el tema a debatir es “Mirada introspectiva al liderazgo social y sindical. Rol del Mundo Sindical en el Chile que Despertó”, con el concurso del Presidente de la Federación de profesionales de la minería privada (FESUMÍN) y ex Presidente de la FECH, Iván Mlynarz; el relacionador público de la Vega Central y panelista de la TV, Arturo Guerrero; el historiador y académico Rodrigo Araya, y la Presidenta de los trabajadores de la SUBTEL, Margarita Portuguez.

El martes 17, será una jornada que abre con el tema: “Rol de la política en este nuevo escenario. Empresarios y Trabajadores del Futuro”, a cargo del ex Diputado (PS), Sergio Aguiló, y del empresario Roberto Fantuzzi.

Para finalizar esta iniciativa, el panel cierra con la temática: “Liderazgos emergentes y cambios de paradigmas”, en el contexto latinoamericano y chileno, con la concurrencia del dirigente de RD, Sebastián Depolo, el sociólogo y ex candidato a la presidencia Alberto Mayol, el Presidente del Sindicato de minera Spence, Ronald Salcedo, y la Doctora en Sociología y académica en comunicaciones, Nairbis Sibrian.

La actividad será realizada en Miguel Claro 509, Providencia.


Consultora Grupo Impulso se especializa en diagnósticos organizacionales y reingeniería laboral

Consultora Grupo Impulso se especializa en diagnósticos organizacionales y reingeniería laboral

La convivencia y clima laboral al interior de las organizaciones sindicales, instituciones y empresas, es un tema que le quita el sueño a dirigentes y ejecutivos. En este sentido, el ‘diagnóstico organizacional’ es una herramienta clave que permite una radiografía al capital humano, y a los problemas y oportunidades que existen al interior de la organización para enfrentar los desafíos futuros.

Por ello, “Liderazgos”, espacio de Radio U. de Chile, dialogó con el Director Ejecutivo de Grupo ImpulsoAlejandro Sandoval, y los profesionales de la consultora, Claudio Díaz, psicólogo, y Pablo Vásquez, sociólogo, sobre el ‘diagnóstico organizacional’ que ofrecen a empresas e instituciones.

Para esta empresa de asesorías laborales, lo relevante de cualquier organización es darse cuenta a tiempo de su estado y buscar en conjunto su desarrollo y crecimiento. “Es una investigación, una radiografía, es poder parar en algún momento y analizar lo que está viviendo esta organización desde aspectos muy diversos”, ello implica observar su estructura, procesos, liderazgos, y formas de relacionarse que ayuden a poner en valor la cultura e identidad organizacional, señaló Vásquez.

En el caso de los sindicatos, para Grupo Impulso ha sido una experiencia muy enriquecedora trabajar con estos líderes laborales. Claudio Díaz, habló del proceso de acompañamiento al Sindicato de la minera Spence en Antofagasta, donde se destaca positivamente el desafío que tomaron sus dirigentes frente al diagnóstico. En general, para Díaz, las organizaciones suelen mantenerse en una zona de confort, aunque “poco a poco el mundo sindical se ha ido dando la tarea de investigar y conocerse internamente”, dijo.

La evaluación de la gestión interna de las organizaciones permite canalizar sus metas y objetivos como un camino posible. La propuesta técnica de la consultora al sindicato minero ha develado, según Díaz, logros y falencias para encaminarse a su próxima fase de trabajo institucional. Esta metodología se ha realizado a través de la aplicación de encuestas, entrevistas y focus group, tanto a los directivos sindicales como al resto de los asociados, relató.

“Este ejercicio metodológico es un ejercicio de participación”
, explicó Vásquez. Para este sociólogo es una oportunidad única de opinar y autoevaluarse respecto de sus fortalezas y debilidades, pero también de sus oportunidades y desafíos. Ciertos desafíos aparecen como transversales a la mayoría de las organizaciones, tales como, la coordinación entre áreas, tipos de liderazgos de los directivos, comunicaciones internas, y resolución de conflictos, aclaró.

Para Díaz, en general, los trabajadores temen que la información de las encuestas llegue a los directivos de las empresas y sufran posteriormente represalias. Sin embargo, para el psicólogo laboral, estos temores han ido desapareciendo en el tiempo y en la medida que se avanza en los procesos de diagnóstico. “El ser humano por naturaleza tiene una resistencia al cambio, y se entiende que toda transformación, todo cambio, es muy negativa”, pero una vez que es internalizada por los participantes, la percepción se vuelve muy positiva, expresó.

Para Alejandro Sandoval, Grupo Impulso ha diversificado su experiencia de trabajo en “Escuelas de Líderes – y Lideresas – Sociales”, y de formación sindical, “Diplomados para dirigentes de la gran minería”, y el levantamiento de diagnósticos organizacionales para diversas entidades.“El principal desafío tiene que ver justamente con atreverse a hacer las cosas”, ya que no es fácil mirarse a través de un escáner íntimo y transparente.

‘Liderazgos’, como una serie de microespacios radiales, ha sido una importante vitrina de divulgación de variados testimonios comunitarios, sociales, políticos, gremiales y sindicales. En este aspecto, para Sandoval, de estas entrevistas aprendimos que: “la formación es de cada uno de nosotros, de liderar desde nuestra propia vida hacia delante, pero también, que el liderazgo no es algo que sea inalcanzable para nadie”. En Grupo Impulso, “esperamos organizaciones que puedan liderar cambios”, con el fin de “producir transformaciones de nuestra sociedad”.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 2 de agosto.


Consejeras Regionales Cid y Aguilar analizan liderazgos femeninos y ciudadanos

Consejeras Regionales Cid y Aguilar analizan liderazgos femeninos y ciudadanos

Los consejos regionales (CORE) son instancias públicas colegiadas, de carácter normativo, resolutivo y fiscalizador, dentro de las competencias de los gobiernos regionales, encargados de estimular la participación de la ciudadanía en cada región de Chile. Estos consejos, junto a intendentes, forman los gobiernos regionales.

“Liderazgos”, microespacio de Grupo Impulso, que se transmite a través del programa “Citoyens”, de Radio U. de Chile, invitó a las Consejeras Regionales RM , Angélica Cid (PS) y Jazmín Aguilar (FA), con el fin de conocer y analizar el liderazgo femenino y el rol del CORE en las comunas de Maipú, Estación Central y Cerrillos.

Desde el año 2014, los COREs son elegidos por sufragio universal y votación directa de la ciudadanía, con el fin de analizar los proyectos y programas que las Intendencias Regionales han propuesto para su aprobación o fiscalización, y que son representados en el país por 278 Consejeros y Consejeras.

Respecto del liderazgo femenino al interior de este órgano colegiado, Jazmín cree que “vivimos en un contexto histórico donde las mujeres estamos en la calle” , y que se traduce en los gobiernos regionales en un rol mayoritario y representativo que tienen ellas en el país, participando activamente en mesas de trabajo, incidencias en los proyectos, y visibilización de los problemas reales de las comunidades.

El rol principal de las y los CORES, señaló Jazmín, “no es administrar la pobreza, es administrar la máxima posibilidad que tiene la región Metropolitana”, en el caso de su tarea específica. Asimismo, la Consejera valoró la oportunidad y los espacios brindados por la Intendenta Karla Rubilar, respecto de su apoyo a la comisión de mujeres, “estamos acá para dar la pelea, también, por muchas mujeres que no han podido estar en estas instituciones”, dijo.

En un análisis autobiográfico, la Consejera Angélica Cid, comparó los liderazgos de Salvador Allende y Michelle Bachelet, en este sentido señaló que, de su familia heredó la admiración por el Presidente Allende, sin dejar de admirar a la primera mujer mandataria y socialista de Chile. Aunque en contextos históricos diversos, ambos lucharon por los derechos de todos los chilenos y chilenas, cuyos “principios, valores e ideales son iguales”, expresó.

Respecto del caso ‘Aguas’ de Essal en Osorno, al ser consultada Jazmín sobre las atribuciones que tienen los COREs en materias tan esenciales como la regulación de servicios que brindan estas empresas privadas, ella comentó que, aunque existe el espacio para observar, indicar y manifestarse claramente frente a la vulneración de derechos esenciales, como es el caso del agua, “no tenemos la capacidad resolutiva por ejemplo, para generar un corte definitivo, una decisión definitiva respecto de esa empresa”, aclaró.

Estos problemas con los privados tienen un origen común, dijo Jazmín, y esta es la administración neoliberal de todos los recursos esenciales de la vida ciudadana. “En Chile, los dueños son seis familias. Sabemos que las industrias, en lo que tiene que ver con las empresas, lo que ha generado muchas veces ha sido empobrecer a las mismas personas y hacer ganar a la misma gente de siempre”, recalcó.

Para Angélica Cid, una tarea que va más allá de la fiscalización administrativa de las Intendencias Regionales, “es mejorar la calidad de los habitantes”, a partir de la revisión de proyectos y sus respectivos recursos empleados. Otro aspecto relevante, es el mandato que otorga este cargo de representación social sobre el fomento a la participación ciudadana en los territorios.

Una problemática que está vinculada directamente a las comunas que ellas representan, es lo que ocurre en los ‘guetos verticales’ inmobiliarios de Estación Central, y que ha ocupado la observación de la Contraloría General de la República, dándoles el poder del pronunciamiento a los COREs, que incluyen temas urbanos y medioambientales, relató la Consejera Cid.

Finalmente, ambas Consejeras Regionales coincidieron en que la participación ciudadana es clave para mejorar los territorios humanos. Que no basta con asistir a votar cada cuatro años. Lo esencial es el trabajo cotidiano y organizado de las comunidades barriales. “Hemos tratado en la calle de hacer diferente la política”, acotó Angélica Cid.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 26 de julio.


Presidente ANEF: más allá del Gobierno de turno, somos funcionarios y funcionarias del Estado de Chile

Presidente ANEF: más allá del Gobierno de turno, somos funcionarios y funcionarias del Estado de Chile

Un 5 de mayo de 1943, en calle Esmeralda, su líder Clotario Blest Riffo comenzó el sueño de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF, una organización que ha sido decisiva en el movimiento sindical chileno y de sus trabajadores públicos. En más de medio siglo, la ANEF ha sido protagonista de la vida social y política de Chile.

Por ello, “Liderazgos”, microespacio de Grupo Impulso, que transmite Radio UdeChile, conversó con el Presidente de la ANEF, José Pérez Debelli, sobre los liderazgos que han marcado la historia de la organización y su rol social en la actualidad.

Este nuevo dirigente llegó a organización nacional desde de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil. Se declara militante del Partido Socialista desde hace más de 20 años y ha posicionado su energía política esencialmente en el mundo sindical. La ANEF tiene cerca de 71 mil asociados, y José Pérez logró el sillón de Clotario Blest y Tucapel Jiménez, con cerca de 6 mil votos, bajo un régimen de voto universal.

El fundador de la entidad proclamó en la primera mitad de Siglo XX que: “la unidad de los trabajadores era invencible”. Transcurridos ya 76 años desde la fundación de la ANEF, su nuevo presidente reflexiona acerca del legado fundacional y de las nuevas condiciones sociales del Chile actual. “Nosotros cumplimos un rol público. La función pública para nosotros es estratégica porque atendemos a los ciudadanos y ciudadanas en todos los rincones de Chile”. Ellas y ellos son miles de funcionarios en municipios, sector salud, educación y en la administración central del Estado.

Además, desde la administración de Raúl de la Puente, la ANEF ha fortalecido su red de relaciones interinstitucionales, ampliandola a todas las regiones, y en contacto con los Consejeros Regionales (COREs) de Santiago, como también con otras entidades gubernamentales del país. “Más allá de los gobiernos, hemos dicho siempre, también, que somos funcionarios y funcionarias del Estado de Chile”, señaló.

Pero, ¿cómo se forma un dirigente sindical? José Pérez cree que nadie forma al dirigente sindical desde el colegio o la universidad, por lo tanto son claves las escuelas sindicales y la autoformación. Los tiempos actuales requieren permanentes visitas a regiones para escuchar los que piden las bases. “Eso enriquece la responsabilidad de hacer un buen trabajo sindical”, agregó.

Respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras asociados a la ANEF, el nuevo líder y su equipo de trabajo, creen que es un gran desafío el incluir a todos y todas en las decisiones, respetando sus diversas miradas, y bajo el principio de la autonomía sindical, buscando siempre el bienestar de las mayorías desde el sentir de las asambleas.

Un ejemplo social. Los funcionarios del Servicio de Impuestos Internos han creado una campaña: “Que no te pasen gato por Liebre”, respecto de la Reforma Tributaria del Gobierno, poniendo el acento ético y técnico respecto a diferencias estructurales que propone el Ejecutivo y que conllevan “letra chica”según la mirada de los trabajadores de la entidad. “Nosotros somos ciudadanos, primero, somos seres humanos”, y tenemos una responsabilidad social, también, frente a la salud, la previsión, la educación, los derechos humanos y la situación tributaria, aclaró el directivo de la ANEF.

¿Qué tipo de liderazgo pretende instalar esta nueva directiva? Más allá de la consigna demagógica con que un líder responde a sus seguidores, en un round unipersonal contra los desafíos laborales, José Pérez, considera que es esencial, también, el trabajo en equipos y en las bases regionales. Para mí “el trabajo sindical no es una cosa altruista, no es el tiempo que me sobra”, dijo.

Respecto de los miles de despidos del sector público el año 2010, donde hubo que hacer mucha contención social frente a “listas negras” en las reparticiones del Estado. El Presidente de la ANEF, junto con reconocer la poca preparación de ese momento, cree que para este nuevo Gobierno hubo un aprendizaje y nuevas estrategias en aspectos judiciales, diálogos con la Contraloría General de la República y una mesa de negociación a tiempo con el Ministerio de Hacienda, reduciendo de esta manera el impacto de despidos.

La autoformación de dirigentes lleva a fortalecer los sindicatos en las bases, y también ha sido prioritario el apoyo de profesionales que asesoran la tarea sindical. Esto le ha otorgado a la mayor Confederación de trabajadores, un desafío: “tenemos que dar el ancho y el alto para servir mejor”, recalcó Pérez.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 19 de julio.


Danae Mlynarz propone liderazgos de confianza entre empresas, Estado y Sociedad Civil

Danae Mlynarz propone liderazgos de confianza entre empresas, Estado y Sociedad Civil

“Los territorios donde se quieren instalar grandes inversiones tales como minería, forestal, acuicultura, energía, entre otros, muchas veces son percibidas como negocios que buscan extraer riqueza de las zonas en que se sitúan y no como proyectos que avanzan a compartir los beneficios con las comunidades en las cuales se insertan” (Danae Mlynarz).

‘Liderazgos’, el microespacio de Grupo Impulso, que se transmite a través de Citoyens 102.5 FM, por Radio UdeChile, conversó con la cientista político, Danae Mlynarz Puig, quien fuera Jefa de la División de Cooperación Público Privada del Ministerio de Desarrollo Social, durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet. También ha gestionado proyectos relativos a desarrollo territorial, participación ciudadana, innovación social, sostenibilidad, cooperación público-privada, y diálogos sociales.

El Trabajo de Mlynarz ha estado permanentemente girando alrededor de los procesos de articulación entre estos actores sociales, “que muchas veces no conversan, tienen intereses diversos y tampoco se conocen”. En este contexto, dijo la investigadora, las desigualdades sociales y territoriales son un factor clave en este ‘diálogo de sordos’ entre las partes involucradas, para lo cual hay que “ir nivelando la cancha”.

Frente al mar de desconfianzas que existe entre la sociedad civil frente a las instituciones públicas y empresas, la magíster en Política y Gobierno, cree que “el descrédito en que han caído todas las instituciones”, marcan un hito de debilidad entre la ciudadanía y el macropoder, lo que finalmente va en contra del fortalecimiento de la democracia, sin que haya intención de modificar este escenario social.

Lo anterior, según la cientista político, lamentablemente se replica en los territorios, por lo cual, cuando se instala un proyecto productivo en ciertas zonas, inmediatamente surgen las desconfianzas respecto de los verdaderos propósitos que conllevan estas empresas. “Hoy no basta con no hacer daño, no basta con cumplir la ley, tampoco basta con generar empleos”, a cambio, las comunidades piden saber qué es lo que dejarán como valor social en dichas localidades, relató.

Más allá de la filantropía social, el lavado de imagen corporativa y del sentido ético de las empresas, lo que a Mlynarz le preocupa es no establecer un ‘Desarrollo Sostenible’ cuya dimensión involucra integrar el aspecto económico, ambiental y social, además de “hacerse cargo de los impactos que se generan en toda la cadena de valor (…) donde una parte significativa es la comunidad donde ésta se sitúa”.

El ‘diálogo temprano’ – cree Mlynarz – es una herramienta clave en este proceso de recobrar las confianzas ciudadanas, ya que sin ésta, la gente percibe que se le invita cuando todo ya está decidido. Por ello, la “participación temprana e incidente” permite mejorar el proyecto en su dimensión geográfica y medioambiental, y de este modo, fortalecer la “conversación entre los dos espacios” humanos y territoriales.

Según la experta en cooperación público-privada, algunas empresas – junto con maximizar sus ganancias – dialogan las soluciones sociales como parte de su política empresarial; otros proyectos lo hacen porque conllevan normativas y estándares que así lo obligan, y también, están obligadas por exigencias de desarrollo sostenible que priorizan los fondos internacionales.

Todo lo anterior, se produce en la actualidad sin la mayor inclusión de lineamientos estatales y de políticas públicas. “El Estado debe ser un garante” y la participación ciudadana es muy relevante, tal es así, que ciertos movimientos sociales han modificado proyectos de gran envergadura. Esto requiere “reconocer al otro porque tengo que verlo y hablarlo. Aprender a mirar al otro distinto”, como camino posible al diálogo ciudadano y a las soluciones sociales, acotó Mlynarz.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 12 de julio.


Grupo Impulso implementa Diagnóstico Organizacional a trabajadores de Sindicato Spence

Grupo Impulso implementa Diagnóstico Organizacional a trabajadores de Sindicato Spence

Múltiples factores pueden alterar la convivencia y el clima laboral entre organizaciones sindicales y empresas, incluso al interior de estas mismas. Por ello, una herramienta eficaz es el ‘diagnóstico organizacional’, que permite evaluar la situación de sus integrantes y qué tipo de problemas y oportunidades existen al interior de la organización, sus potencialidades y los desafíos de futuro. Lo relevante es darse cuenta a tiempo y buscar en conjunto aquellas vías de desarrollo y crecimiento.

El diagnóstico organizacional busca visualizar las fortalezas en la organización a través de la generación de nuevas estrategias. Así lo entendió el Sindicato de Trabajadores de la Minera Spence. La historia demuestra que las organizaciones – con todas sus implicaciones – son el resultado de la búsqueda de mejores climas laborales con las empresas y sus líderes.

A partir de ello, la propuesta de ‘Diagnóstico Organizacional Sindical’, ejecutada por Grupo Impulso, ha permitido a más de 900 socios del Sindicato de la Minera Spence conocer su estado actual, y descubrir las principales problemáticas y oportunidades de mejoras a su gestión.

A la fecha se han aplicado instrumentos cualitativos y cuantitativos tales como focus group y entrevistas en profundidad a agentes claves de la organización, las que contemplan – al menos – un 15% de mujeres; y encuestas a 600 trabajadores del sindicato. El proceso consta de cuatro etapas esenciales, por un lado, está la recolección de informaciones de primera fuente; luego, la organización, análisis e interpretación de los datos para el proceso de retroalimentación.

Uno de los temas a medir son los canales de comunicación y las prácticas relacionadas con la gestión sindical, y el liderazgo directivo. El diagnóstico plantea conocer los valores y principios básicos que tiene el sindicato como las principales características culturales más allá de lo institucional.

Este crecimiento organizacional facilitará el conocimiento y la gestión sindical realizada, evaluará sus procesos para ponerlos en valor y ajustar las expectativas de sus socios. En este sentido, el Director Ejecutivo de Grupo Impulso, Alejandro Sandoval señaló que, “las organizaciones presentan dificultades de diversa índole derivadas de cambios sociales, culturales, económicas e incluso políticos y tecnológicos. Estos cambios pueden llevar a que las organizaciones no estén funcionando de la mejor manera”.

Por ello, para la Consultora es relevante que, “la estructura de la organización, que puede haber quedado fuera de contexto y no adecuarse, a partir de esta experiencia pueda superar la contingencia.  Es probable que la organización esté en problemas y no lo sepa. Pueden aparecer inconvenientes de relacionamiento interno, de gestión y/o de clima, y con ello, puede encontrase en riesgo la salud de la organización”.

El Diagnóstico temprano es vital para cualquier organización, en este sentido, Sandoval cree que, “es imprescindible conocer objetivamente qué está sucediendo con la organización y, a partir de ello, desarrollar y poner en práctica un plan que permita revertir la situación y actuar antes de que sea tarde o se pierdan oportunidades. 

Para el Director Ejecutivo de Grupo Impulso se requiere de un diagnóstico organizacional, “donde se analice la alineación de la estructura con el modelo y los objetivos del sindicato. El Estudio debe además identificar brechas y priorizar un plan de acción para mejorar su desempeño”.

La aplicación de este modelo de diagnóstico cuenta con un equipo altamente capacitado de Grupo Impulso para llevar a cabo esta tarea, la que ayudará a trabajadores y dirigentes sindicales de Minera Spence a optimizar sus relaciones laborales.


Gabriel Salazar: “lo único que puede alimentar al ciudadano y al movimiento social es la historia”

Gabriel Salazar: “lo único que puede alimentar al ciudadano y al movimiento social es la historia”

El desarrollo histórico ha permitido identificar a diversos dirigentes de gobiernos, empresas, sindicatos, grupos estudiantiles y de instituciones públicas. Este selecto grupo reconoce como líderes o lideresas a personas que trabajan con un colectivo o comunidad y que influyen en éste para lograr un propósito o utopía. Son en definitiva, capaces de inspirar y guiar como modelos de vida.

‘Liderazgos’, el microespacio que apoya Grupo Impulso y que se transmite a través de Radio UdeChile, conversó con el académico y Premio Nacional de Historia 2006, Gabriel Salazar Vergara, sobre liderazgos en mutuales y sindicatos obreros del Siglo XIX y XX, y el rol del mundo político en la ‘cuestión social’.

Salazar se define como ‘un historiador social, crítico y de izquierda, pero no marxista’, cuyo objeto de estudio está puesto en aquellos sectores populares más marginados y no necesariamente en las clases dirigentes, según lo declarado al Diario El Metropolitano, el año 2000.

Según el investigador social, el concepto clásico y político de liderazgo le parece “ambiguo, porque si lo miramos históricamente, crudamente, no en función de definiciones que podrían ser idealistas o idealizadas, el liderazgo tiende a ser personal, tiende a ser un individuo”, quien posee ciertas capacidades o cualidades para vanguardizar las masas al mejor estilo de un comandante, un caudillo o un héroe social, señaló.

Más adelante, el historiador agregó que, aunque es válida la acción de guiar el liderazgo hacia un destino colectivo, aquello pierde su efectividad cuando éste no interpreta el sentir de sus seguidores o no se manifiesta como “el portavoz de los sentimientos de su pueblo”. Salazar indicó que dichos personajes construyen una carrera personalista que paulatinamente los lleva a autoproclamarse como el ‘dictador bueno”. Agregó que: “si el poder no retorna a la base social, el concepto es peligroso”.

Chile, entre 1918 y 1925, conoce de liderazgos que emergen a través de diversos movimientos sociales, con la Federación Obrera de Chile (FOCH) y Luis Emilio Recabarren a la cabeza, estudiantes autodenominados ‘ácratas’, profesores, empleados públicos, hasta un sector de los industriales, con una sola idea fija “ellos tenían que legislar y dictar leyes”. Fue el momento histórico en que el pueblo soberano decidió lo que debía ser el Estado y sus leyes, relató el Premio Nacional.

Estas ‘asambleas nacionales autoconvocadas’ se propusieron darle al país leyes económicas, un sistema educacional y una nueva constitución, y en ese hito histórico “no hubo liderazgo individual”, sino que a través de asambleas instalaron vocerías representativas, agregó.

En la misma década, Arturo Alessandri Palma, desde el liderazgo civil y Carlos Ibáñez del Campo, desde el caudillismo militar, se enfrentaron por el poder, pero tuvieron coincidencia en la creación y promulgación de la Constitución de 1925.

El concepto ‘pueblo’ ha ido evolucionando a través de la historia de Chile. Para Salazar, se usó en plural desde fines del siglo XVIII hasta mediados del Siglo XIX, apelando a los “pueblos rurales”, producto de los cabildos soberanos y auto-expresados donde votaban colectivamente, hasta inclusive llegar a forzar la abdicación del Director Supremo O´Higgins.

En el Siglo XX, el populismo de la clase política le dio valor al concepto pueblo – en tanto individuos votantes que ejercían su derecho a sufragio – hasta el Gobierno de Salvador Allende. Posteriormente, en la década de los 90, el término “gente” fue acuñado por la Concertación, según Salazar.

El ‘Mutalismo’, como movimiento pre-político, nació a partir desde 1830 y fue “barrido por el código del trabajo del año 31”. Este fenómeno originalmente permitió administrar los fondos sociales y previsionales a los propios trabajadores, esto significó “aprenden a gobernarse” a través de asambleas. Años más tarde, el capital acumulado pasó al ‘Seguro Obrero’ del Estado junto a los bancos privados, aseguró el historiador.

Pero el escenario chileno cambió hacia finales del Siglo XX, el trabajador soberano se transformó en un ente social ‘de peticiones y protestas’. Ya no gobernaba fondos propios y la acción de poder la tuvo que canalizar junto a los partidos políticos, explicó el académico.

Según el entrevistado, la experiencia en Valparaíso – entre otras acciones sociales – se erige en la actualidad frente a una crisis de gobernabilidad y legitimidad de la élites nacionales. Por ello, el estudio de PNUD habla de una ‘ciudadanización de la política’ (PNUD 2017). Esto ha implicado que cada vez haya menos organizaciones estatutarias y más redes ciudadanas.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 5 de julio.


Diputada Emilia Nuyado: “soy una voz del pueblo mapuche en esta instancia”

Diputada Emilia Nuyado: “soy una voz del pueblo mapuche en esta instancia”

La congresista del Partido Socialista tiene más de 25 años de experiencia pública en organizaciones del mundo indígena, en comités rurales de mujeres y en la comunidad Huacahuincul. Fue concejala por San Pablo, en la región de Los Lagos, por cuatro períodos consecutivos. Es representante del pueblo mapuche en la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), donde ejerce como Consejera Nacional hasta el 2020.

‘Liderazgos’, un microespacio de Grupo Impulso, que se emite a través del programa Citoyens de Radio UdeChile, conversó con la única representante étnica en el parlamento chileno, ella es Emilia Nuyado Ancapichún, Diputada del Distrito 25, e integrante de las comisiones permanentes de Derechos Humanos y Pueblos Originarios; y de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural. El 2019 fue electa presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios.

Por primera vez en la historia del Congreso Nacional de Chile, una representante mapuche se ubica en el hemiciclo parlamentario y siempre abre sus intervenciones con un saludo en mapudungún. Emilia Nuyado fue la encargada de interpelar al ministro del Interior, Andrés Chadwick, por la muerte del comunero Camilo Catrillanca, con un tono de voz firme y calmada durante todo el relato de los hechos.

Respecto de los dichos del ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichell, en torno a reconocer que las 11 medidas de la ‘consulta indígena’ no habían sido del todo efectiva comunicacionalmente, la congresista Nuyado señaló que la actitud del personero de Gobierno era preocupante ya que, “él no profundiza en el porqué las comunidades rechazaron la consulta”, y que habría sido impuesta por la actual administración sin que mediara el consentimiento de las propias comunidades indígenas.

Según la legisladora, el verdadero propósito del Gobierno de Sebastián Piñera, al intentar la modificación de la ley indígena y llevar adelante esta ‘consulta’, es debido a la inclusión, entre otros aspectos, de un artículo donde se señale que “las tierras del pueblo mapuche debieran entregarse en arrendamiento a privados”.

Los temas esenciales del petitorio de la comunidades, y que no fueron considerados en la consulta gubernamental, se refieren a que en el mundo indígena“no se quiere más represión en La Araucanía”, y también, se involucra a los gobiernos anteriores. Además, las agrupaciones exigen la revisión de aquellos tratados sobre la pertenencia ancestral de tierras y que hoy se encuentran en mano de mineras y forestales en el país, agregó.

Respecto de las necesidades expresadas por los pueblos Atacameño, Diaguitas, Coya y Aymara, sobre la afectación del agua y el medioambiente en sus territorios, la parlamentaria argumentó que dicha deuda histórica con los pueblos originarios lleva siglos y a la fecha, estas culturas del norte de nuestro país exigen que “se le devuelvan más de 3.000 hectáreas”.

Sobre su liderazgo indigenista, la parlamentaria argumentó: “soy una voz del pueblo mapuche en esta instancia, que me ha tocado hoy día haber sido electa como diputada de la República”, a lo anterior, líderes y lideresas deben tener una estatura moral como cualquier representante de etnias con el fin de defender e interpelar los derechos colectivos de los pueblos indígenas, ponerlos en valor y visibilizarlos.

La participación política de los pueblos indígenas, dada su persistencia y el no reconocimiento por el Estado a la soberanía ancestral, tiene un hito muy claro: “no ha habido voluntades políticas” por parte de los gobiernos, incluso de las administraciones socialistas. A cambio, éstos han establecido una permanente represión, estigmatización y racismo hacia los pueblos originarios, un ejemplo de ello fue la “Operación Huracán”, explicó.

Las nuevas tecnologías han formado de manera distinta a las nuevas generaciones indígenas, Nuyado cree que “se ha perdido ese vinculo cercano” con la sabiduría ancestral y cultural, pero al mismo tiempo, se ve a una juventud empoderada que exige sus derechos y se siente orgullosa de ser mapuche y de pertenecer a un pueblo originario.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 28 de junio.


Valeria Bustos y Ricardo Acuña: dos ejemplos de liderazgos comunitarios

Valeria Bustos y Ricardo Acuña: dos ejemplos de liderazgos comunitarios

Luchar por conseguir una vivienda social digna en Santiago Centro no es una tarea fácil, tampoco lo es concientizar a un territorio humano sobre la importancia de contar con una mejor calidad de vida, a través de un EcoBarrio en Maipú. En estas tareas, dos dirigentes sociales se destacan por su tesón y ganas de dar la pelea contra viento y marea.

‘Liderazgos’, microespacio de Grupo Impulso, que transmite Citoyens 102.5 FM, de Radio UdeChile, conversó con Valeria Bustos, Presidenta del Comité de Vivienda ‘Por un Santiago Multicolor’, y Ricardo Acuña, desde la Villa 4 Álamos de Maipú, directivo del proyecto ‘EcoBarrios’. Ambos, poseen una pasión a flor de piel y creen que la ética y la consecuencia comunitaria es capaz de mover ‘eclipses’.

Casi 200 vecinos y vecinas están tras la consecución de un terreno para que el Estado chileno les pueda construir viviendas sociales. Pero, particularmente en la comuna de Santiago no es un objetivo fácil de alcanzar, puesto que existen prejuicios culturales e intereses económicos que dan cuenta de lo contrario. Así lo explicó Valeria, “se busca la gentrificación, es que venga gente de más recursos a vivir acá y que los pobres seamos expulsados a la periferia”.

El secreto de estos logros colectivos se debe principalmente a la “unidad en la acción, es la lucha, es la movilización acompañada de la negociación (…) y no discriminar a nadie”, dijo la dirigenta social. El concepto ‘multicolor’ se refiere a que al interior de la organización participan mayoritariamente inmigrantes, personas con diversidad sexual, adultos mayores y vecinos con discapacidad, explicó.

La solicitud de una vivienda social debe estar acompañada, según la propuesta del Comité, para que este espacio urbano considere en su diseño juegos infantiles, una sala comunitaria, que cuente con termopaneles, huertos urbanos y que los inmuebles alcancen una superficie mínima de 62 metros cuadrados, aclaró Valeria.

Respecto de ‘EcoBarrios’, éste nació el 2004 producto de una tesis universitaria, y una lucha comunitaria producto de la eliminación del parque histórico de la Villa 4 Álamos. A quince años del proyecto, este líder maipucino piensa que “no ha sido fácil (…) la gente a veces no cree, no quiere participar, pero uno tiene que ser transparente, tiene que estar siempre preocupado, dedicarse al trabajo social”, dijo.

Los líderes y lideresas son agentes de cambio social y cultural. Bajo esta premisa, estos dos dirigentes ‘hacen camino al andar’. En el caso de este barrio de Santiago Centro, Valeria considera que está estigmatizado por los medios de comunicación ‘grandes’, a partir de la instalación de trabajadoras sexuales y transgénero, y en un territorio que posee la mayor cantidad de inmigrantes, según indicadores de Casen.

Esta Villa de Maipú tiene una población mayoritaria que ha envejecido, y el temor de sus dirigentes es que no haya en el futuro inmediato una generación de recambio. Al respecto, Acuña se muestra algo optimista porque según él están llegando bastantes jóvenes a vivir al sector, aunque interpela al Gobierno porque no existe en la malla curricular una asignatura en materia de educación ambiental y cambio climático en las escuelas.

Un preuniversitario ‘popular’ – que ya tiene 5 años – se ha instalado con fuerza y el apoyo de muchos jóvenes universitarios en este sector de Santiago, que de forma voluntaria dictan talleres y clases para los niños y niñas del sector. “Nosotros creemos que desde el territorio pueden pasar cosas tremendamente hermosas”, señaló la dirigenta.

‘EcoBarrios’ no ha recibido apoyo municipal de ningún tipo, a pesar de ser un proyecto de reconocimiento mundial, la alcaldesa Kathy Barriga estuvo solamente en una ceremonia con la embajadora de Noruega. “Nosotros estamos (trabajando) con el municipio o sin el municipio”, aclaró Acuña, ya que recibimos apoyos de particulares, universidades y ONGs ambientales. Lo mismo ocurre – lamentablemente – con el municipio de Santiago hacia el Comité de Vivienda, explicó Valeria.

‘Aprender haciendo’ es la consigna de ambos líderes comunitarios para responder a su tarea formativa. “Uno se va haciendo dirigente social donde va viendo los problemas de la comuna y conversando con sus pares”, aunque reconoce que el alcalde anterior, Christian Vittori, les pagó dos diplomados universitarios para dirigentes sociales, agregó Acuña.

Lo que distancia a ciudadanos y ciudadanas de este barrio de Santiago respecto del apoyo municipal – no es su diferencia ideológica – sino que “las 10 cuadras de la Alameda”“Somos el patio trasero de la comuna, los barrios pobres de Santiago no son considerados”, acotó Valeria Bustos.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 21 de junio.


Histórica comuna de Los Andes teje redes comunitarias en torno a su ‘Escuela de Líderes Sociales’

Histórica comuna de Los Andes teje redes comunitarias en torno a su ‘Escuela de Líderes Sociales’

Las organizaciones sociales son esencialmente la columna vertebral de la democracia, y la sociedad civil se expresa categóricamente a través de la voz de sus dirigentes. Aunque en estos últimos años la desconfianza popular se instaló en los poderes del Estado, en barrios y sindicatos todavía quedan hombres y mujeres con convicciones de servicio público.

En la comuna de Los Andes, un grupo importantes de dirigentes de diversas organizaciones territoriales y funcionales se matriculó con el crecimiento personal, y a través de su participación en la ‘Escuela de Líderes Sociales’, lo más seguro – dicen sus organizadores – es que mejorará la calidad de vida de su comunidad.

Son cerca de 40 líderes y lideresas que esperan aumentar sus conocimientos de la mano de la autoformación, el “aprender haciendo”, para encontrarse en un primer momento con sus propias fortalezas y miedos, y construir colectivamente un proyecto de vida que se encause a posteriori en sus territorios humanos, es decir, adquirir un compromiso con un liderazgo integral e integrado.

En este sentido, el alcalde de Los Andes, Manuel Rivera, se refirió a la importancia que tiene la formación de dirigentes sociales, en un Chile donde es necesario recuperar las confianzas ciudadanas, “porque tienen que haber precisamente líderes empoderados y capacitados”, y todo gracias al importante apoyo de Anglo American y del equipo de relatores de Grupo Impulso.

Uno de los participantes en el ‘Diplomado’, el joven dirigente Miguel Cuellar, señaló que más allá de adquirir conocimientos y experiencias, desde el fondo del trabajo en equipos surgió un común acuerdo acerca del rol social de los líderes, y ello los llevó a concluir que, “lo que queremos hacer es transformar la realidad de las organizaciones que lideramos, y transformarlas para mejor”, dijo.

Otros aspectos de la formación considera aprendizajes acerca del dirigente como mediador y estratega, es decir, conocedor del proceso de negociación, reconociendo la mediación en distintos ámbitos del territorio y estableciendo un plan de acción. Lo anterior, como una herramienta clave en la resolución de controversias, a través de una adecuada comunicación efectiva.

¿Qué hay detrás de un dirigente social?
Este espacio de reflexión permitirá – en las próximas sesiones- aportar al reconocimiento del líder o lideresa como sujeto ciudadano y formador de una cultura democrática. Estos contenidos amplían un importante aprendizaje sobre legislaciones de participación ciudadana y la Ley de Juntas de Vecinos, la que ha cumplido cerca de 50 años de vida institucional.

En otras materias, los participantes conocerán sobre la normativa agrícola, uso de los derechos de agua e inherentes conflictos ambientales. Finalmente, en la última unidad, los relatores trabajarán con sus cursantes en la formulación de proyectos, detectando previamente sus problemas y soluciones.

El diseño de proyectos, también, le permitirá a los dirigentes entrar de lleno en el co-diseño de propuestas para optar a  fondos concursables del Estado y del sector privado. Sin embargo, uno de los temas más solicitados por los participantes ha sido la alfabetización digital y la comunicación en redes sociales.

Para Grupo Impulso, que ya lleva 10 años en la formación de escuelas de lideres sociales y sindicales, cada experiencia territorial es un nuevo desafío. Con presencia en casi todas las regiones del país. Alejandro Sandoval, Director Ejecutivo de la consultora señaló que: “nuestro equipo de profesionales ha impulsado una metodología de trabajo que apunte a un tipo de liderazgo que dignifique el servicio comunitario, y de este modo, se transformen en líderes proactivos, especialmente en su formación ética”.

Como hito de cierre, hacia fines de agosto, se espera que la última jornada de capacitación se lleve a cabo un conversatorio o encuentro grupal que resuma las experiencias de todos cursantes.