Nathalie Joignant (NO Alto Maipo): «No podemos enfrentar una COP25 sin solucionar ciertas cosas»

América Latina y el Caribe no escapan a la participación de la mujer como líderes en el mundo. Hasta el 2014, ellas ejercieron primeras magistraturas en sus respectivas naciones: Argentina, Chile, Brasil y Costa Rica; y esta tendencia también se observa en proyectos sociales y ambientales, con una creciente presencia femenina en la dirigencia y vocerías de sus organizaciones.

El microespacio ‘Liderazgos’, con el apoyo de Grupo Impulso, en Radio U. de Chile, dialogó con la co-vocera (Santiago) de “NO Alto Maipo“, magister ambiental, Nathalie Joignant, en relación al liderazgo femenino, derechos hídricos y política ambiental.

La ecología hídrica es un tema que apasiona a Nathalie, y se canaliza entre otros proyectos, en la Coordinadora ‘NO Alto Maipo’, organización que pretende frenar la sobreexplotación comercial de este vital elemento. En regiones, otras mujeres encabezan iniciativas por el agua, el que está signado internacionalmente como un bien de uso público y un derecho humano.

La ‘COP de los Pueblos’, surgió como alternativa ciudadana a la organización gubernamental de la ‘Cumbre sobre Cambio Climático’- COP25, donde Chile será anfitrión en diciembre próximo. Muchas mujeres están gestionando este encuentro paralelo, Marcela Mella de ‘Mujeres por el Maipo’ y Cata Alonso del ‘Movimiento de Comunidades por el Derecho a la Vida’, entre otras organizaciones ciudadanas.

“Las luchas territoriales se han ido dando en Caimanes, en Aculeo, en la zona de Petorca, en el Sur, en Ñuble, en tantos lugares”, señaló Joignant, y se manifestarán colectivamente en el próximo ‘8º Encuentro de la Red por los Ríos Libres’, donde se han convocados ONGs, académicos, actrices, mujeres activistas, entre otros grupos y entidades sociales.

Pero, hay un enemigo común que estimula a estas organizaciones no gubernamentales y que fue formateado durante la dictadura, es el famoso ‘Código de Aguas’, el “que todavía está ahí y que cuesta tanto reformarlo”, agregó Nathalie. Al interior de esta extensa red social no se complican en la interacción entre las y los dirigentes, y pese a no contar con grandes recursos económicos, la motivación está presente cuando hablan de cuidar el planeta para las próximas generaciones.

La capacitación y formación de dirigentes es esencial para el trabajo comunitario, pero también se trabaja desde la propia experiencia y saberes aprendidos en la vida. Nathalie, tuvo que cruzar varios ríos para llegar al espacio social que hoy ocupa. Licenciada en inglés, trabajó en una línea aérea, estudió turismo, y finalmente realizó un magister en gestión y planificación ambiental, lo que hoy le permite abordar eficazmente el activismo social.

“Yo vengo de una familia de un padre torturado, una familia política”. Nathalie recordó que a pesar de que vivió su infancia en una especie de burbuja, esto la llevó a descubrir un destino propio. “El camino que he ido haciendo, que he ido descubriendo ha sido paso a paso, conversación a conversación”.

Crear conciencia sobre la importancia del agua en la sociedad es un desafío mayor. “Mientras tú abras la llave y te salga el agua no te das cuenta, pero creo que la gente tiene que tomar conciencia, no podemos seguir en nuestro metro cuadrado”, recalcó Joignant.

El avance parlamentario en el tema del agua se refleja lentamente, mientras que en el otro escenario se prepara la fiesta de la COP-25 en Chile. “No podemos enfrentar una COP-25 – el gobierno – sin solucionar ciertas cosas, sin aprobar ciertas leyes”, como la necesidad de crear una Ley de Glaciares, donde la geografía ya muestra evidencias muy tristes con el cambio climático, expresó.

Según esta experta en temas medioambientales, hay tareas legislativas pendientes si queremos conservar el planeta como un espacio de vida. “Ya tenemos 79 zonas con decreto de escasez hídrica en Chile”.

Una alarma ambiental encendió Nathalie Joignant, su denuncia es acerca de la futura ‘Carretera Hídrica’ (Corporación Reguemos Chile), la que pretende transportar agua desde los ríos del Biobío hasta O´Higgins, para llevarla al norte mediante grandes tuberías, y de este modo, resolver necesidades de agroexportación, provocando una crisis ambiental seria sin precedentes, dijo la vocera ambiental.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 12 de abril.