Archive Page

Welcome to your Archive. This is your all post. Edit or delete them, then start writing!

Iván Mlinarz (Fesumin) dialoga sobre nuevos y viejos liderazgos sindicales

Iván Mlinarz (Fesumin) dialoga sobre nuevos y viejos liderazgos sindicales

Un nuevo microprograma radial está sonando con el apoyo de Grupo Impulso en Radio U. de Chile. Un espacio para la reflexión y debate de ideas acerca de nuevos liderazgos y la formación de líderes. “Liderazgos” cree que la comunicación cumple un rol protagónico en las organizaciones actuales, pues permite transmitir lo que sienten sus asociados, y la integración permite acciones eficientes en forma conjunta y sin desconexiones de la realidad.

Citoyens 102.5 FM, conversó con Iván Mlinarz, geólogo de la U. de Chile, Jefe de Operaciones de Anglo American, Vicepresidente de la Federación de Sindicatos de Supervisores de la Minería Privada – FESUMIN y Coordinador de la Coordinadora de Trabajadores de la Minería – CTMIN, y Alejandro Sandoval, Director Ejecutivo de Grupo Impulso.

El año 2018, en un gesto histórico e inédito, un grupo importante de dirigentes de sindicatos mineros le entregó un documento al ministro de la cartera, Baldo Prokurica. Este petitorio obedeció al necesario ‘diálogo social’ que debe existir entre líderes sindicales y autoridades del Estado. Recuerda Mlinarz: “nos fue muy mal esa vez, las autoridades de gobierno nunca más las volvimos a ver después de la entrega, pero la insistencia, la persistencia y la reiteración” de aquellos dirigentes está cambiando el escenario actual.

Sin embargo, la tarea de unificar criterios entre los representantes de los trabajadores tiene complejidades y desafíos, porque “tiene que ser un liderazgo de mucha entrega, de mucha persistencia, de mucha resistencia”, para establecer un programa común mínimo de la agenda minera, que incluya temas tales como la seguridad y la salud, en el marco de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Convenio 176, aclaró el dirigente.

Diversas organizaciones sindicales representan a un importante grupo de trabajadores, los que producen cerca del 90% de la producción de cobre en el país. Cinco son las agrupaciones que hacen eco del sentir laboral: Federación Minera de Chile, Federación de Supervisores de Codelco (Fesuc), Confederación de Trabajadores del Cobre, Confemin, Federación de Supervisores de la Minería Privada y la Federación de Supervisores de AMSA.

Mlinarz cree que, “hay muchas formas de liderazgos, por las capacidades de la información que se maneja, otras que son por las capacidades histriónicas que se pueden generar y por la experiencia”, aunque el momento y la forma de ejercerlo es clave al momento de tomar decisiones adecuadas.

Frente a la crisis que vive el liderazgo actual en aquellas instituciones históricas, Mlinarz considera que la minería no está ajena a esa realidad. En la actualidad, a pesar de los cerca de 200 mil trabajadores que tiene el sector, en comparación a los 60 mil de los años 70, no se ha logrado aglutinar a todas organizaciones sindicales en un “liderazgo nacional”, agregó.

La pérdida de objetivos y tareas colectivas en el liderazgo sindical es una de las deudas que todavía mantienen los dirigentes con los trabajadores y con el país. A su juicio, la ‘Coordinadora de Sindicatos’ de carácter horizontal, puede ser un camino que aglutine y convoque a una misión común de reivindicaciones humanas y laborales, acotó Mlinarz.

En materia de formación de liderazgos sindicales, Sandoval cree que, desde su experiencia como ex dirigente minero, los líderes – hoy más que nunca- deben tomar contacto en terreno con sus bases y apostar a una formación con nuevos estándares de información y conocimientos, y donde entidades como la ‘Coordinadora’ son relevantes en el surgimiento de nuevos actores sociales para el cambio.

Mlinarz, como ex-Presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios-FECH, tiene claro que estos tiempos son muy diferentes a los años 90, y por otro lado, las reivindicaciones de estudiantes distan de aquellas de los trabajadores. Aún así, este geólogo mira la autonomía de los sindicatos, respecto de los históricos pactos con los partidos políticos, como una oportunidad única, especialmente porque estos últimos han entrado en una decadencia ética y moral frente a la ciudadanía.

Para las nuevas generaciones de líderes sindicales, el Vicepresidente de Fesumin, aconseja tener “resistencia, (porque) nada se va a lograr a la primera, hay que buscar todos los apoyos y los conocimientos”, es un trabajo a largo plazo, señaló.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 8 de marzo.


Liderazgos’: Grupo Impulso inaugura microprograma sobre experiencias comunitarias y sindicales 

Liderazgos’: Grupo Impulso inaugura microprograma sobre experiencias comunitarias y sindicales 

Del liderazgo se ha hablado y escrito mucho últimamente, dada su importancia en la historia y estructura de las organizaciones sociales, políticas y empresariales. Citoyens de Radio U. de Chile, inicia un ciclo de conversaciones con diversos actores relacionados con esta temática, y para ello los primeros invitados fueron el Director Ejecutivo de Grupo Impulso, Alejandro Sandoval, y su Coordinador del Área Social, Mario Orellana.

El líder es valorado en diferentes ámbitos sociales y culturales por ser impulsor y generador de un valor agregado en las organización desde dos cosmovisiones. La primera y fácil de advertir es la cualidad y competencia personal y otra es, su función dentro de una institución pública, comunidad o empresa.

“La importancia del liderazgo tiene que ver básicamente con ser una persona que vaya abriendo caminos, que vaya dando espacios a los demás”, desde una perspectiva ética, señaló Sandoval. Los grandes problemas que tenemos en la sociedad actual se ven fraccionados por situaciones donde los líderes han perdido su conexión con la misión y visión colectiva – por ejemplo – en las instituciones, agregó.

En este mismo sentido, para Mario Orellana, quien posee una vasta experiencia en el mundo comunitario, es importante distinguir entre el concepto de líder y el ejercicio del liderazgo, ya que para este último “no se requieren capacidades técnicas”, sino que debe ser capaz de ver necesidades, “que haya detectado un problema, que se sienta como actor de cambio y que además, sienta que hay una comunidad de actores del cambio”, explicó.

En este escenario, una frontera fina es el concepto del ‘poder’, donde Sandoval cree que si el compromiso del líder es consigo mismo esta influencia será derivada hacia las ganancias individualistas, sin embargo, cuando el compromiso es con la gente a la cual está formando, esto permite abrir espacios de crecimiento comunitario. “No basta con ser hoy día una persona con mucho compromiso, sino que además tiene que tener un compromiso que sea aplicado al liderazgo que va a llevar adelante”, comentó.

Mario Orellana, apuesta a que se puede revertir la percepción ciudadana sobre esta crisis de confianza en las instituciones. El ejercicio del poder no es mala si este contribuye al cambio proactivo. En Grupo Impulso, una clave es preguntarle a los representantes comunitarios y sindicales a los cuales forman en sus ‘escuelas de liderazgo’, ¿para qué queremos ese poder?

El trabajo de formación de liderazgos tiene como propósito el mejorar la calidad de vida de las comunidades, para ello es clave “democratizar al máximo las capacidades, las herramientas para que haya al menos una recuperación de la confianza desde las bases”, señaló Orellana.

“Estamos buscando líderes que inspiren estos cambios, que evoquen un compromiso con la causa”, por ello los partidos políticos ya no son tan efectivos como aquellos movimientos sociales que se mueven por causas, confirmó el Coordinador del área Social de Impulso.

Frente al fenómeno de la acelerada irrupción de las comunicaciones a través de redes sociales, la experiencia de Grupo Impulso en los territorios es optimista. “Uno tiene que entender que hoy día la forma de llegar a la gente es distinta (redes sociales), pero también es necesario el contacto físico, real”, dijo Sandoval.

El discurso social se ha ido modificando con las nuevas tecnologías, sin embargo, en los barrios, sindicatos y organizaciones sociales sigue vigente el contacto intrapersonal y las asambleas. “Hay un mundo distinto en las redes sociales y me atrevería a decir un poco más elitista de la realidad”, expresó Orellana.

Finalmente, Alejandro Sandoval señaló que es relevante el trabajo con los territorios, “estamos rompiendo el individualismo”, con el fin de colectivizar la experiencia a través de la formación de ‘escuelas de líderes sociales’, con empresas, instituciones y organizaciones comunitarias, señaló Alejandro Sandoval.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 1 de marzo.