Ex Senador Jorge Lavandero esgrime sobre viejos y nuevos liderazgos políticos

Las últimas décadas entregan diversos enfoques sobre los ‘nuevos liderazgos’, desde lo subjetivo y por cierto, desde el contexto del liderazgo político, centrado en la cultura que rodea al líder con sus audiencias. Idealizado por la ciudadanía, es un creador de significados con una visión capaz de conectar y comunicar el poder de organizarlos, dirigirlos, movilizarlos y empoderarlos para la consecución de metas sociales.

‘Liderazgos’, microespacio apoyado por Grupo Impulso, que se transmite por Radio UdeChile, a través del programa ‘Citoyens: Pecados y Virtudes de la Ciudad’, conversó con el ex parlamentario DC, escritor, periodista y abogado, Jorge Lavandero Illanes, sobre los viejos y nuevos liderazgos en los complejos escenarios políticos del Chile actual.

Los otrora liderazgos, cuya honestidad no tenían mayor discusión hasta fines de la década de los 70, según Lavandero, ocasionaron un quiebre ideológico hacia fines del mandato del Presidente Eduardo Frei Montalva, y especialmente con el cambio de paradigma neoliberal del Gobierno Militar. “Se terminó con la solidaridad y por cierto, se creó la ambición para el dinero y el poder”, dijo.

Jorge Lavandero apunta a “tres personajes claves”, los ex Presidentes Ricardo Lagos y Patricio Alywin, y al ex Senador Gabriel Valdés, de haber negociado con Estados Unidos y la Central de Inteligencia – CIA, la salida decorosa del General Augusto Pinochet, a cambio de resguardar íntegramente el modelo económico y político.

“Se acomodaron los políticos”
 y no resolvieron los problemas ciudadanos después de los años 90, cuyas motivaciones surgieron a raíz de las protestas y demandas populares durante la dictadura militar, expresó el dirigente político. Por ello, Lavandero levanta y mantiene una propuesta de movimiento social denominado ‘Recuperemos Chile’.

En el escenario político chilensis, Lavandero cree que el sistema neoliberal no solo corrompió lo material y social, sino que se incrustó en las ideologías y las entidades políticas. “Ningún partido es lo que dice ser, ningún político hace lo que promete”, porque a juicio del ex militante DC, los candidatos obedecen desde un primer momento las órdenes doctrinales de sus conglomerados, dejando de lado su ética personal al momento de votar por el bienestar “del pueblo”.

La política deshonesta es un “mal que se ha extendido al mundo entero”, dijo ex Senador, por ello, la propuesta de este líder político apunta a ejecutar un mecanismo de decisión popular, establecido en el artículo 5º de la Constitución Política de Chile, donde ‘la soberanía reside en la nación y es el pueblo quien ejerce la soberanía a través del plebiscito’.

En 1957, el joven Jorge Lavandero ingresó al Frente de Acción Popular – FRAP, y posteriormente llegó a ser Presidente de la ‘Juventud Allendista’, “porque allí habían valores, y los valores socialistas, y cristianos de la Democracia Cristiana, eran tan potentes como los valores de la izquierda”, recordó.

Según el fundador del Diario Fortín Mapocho, su alejamiento de la Democracia Cristiana se debió a profundas diferencias al interior de su sector político, dado que aquellos principios socialcristianos fundacionales fueron dejado de lado por un dictamen de Patricio Aylwin, y en este quiebre ideológico, señaló Lavandero,“creía que podía cambiar a la democracia cristiana desde adentro, hacerla volver a sus raíces, y fracasé”.

Una segunda controversia con Aylwin surgió cuando éste encabezó el inició de la postdictadura. En aquella oportunidad le propuso al Presidente dejar la dirección del ‘Fortín Mapocho’, dada la incompatibilidad con su cargo parlamentario. También, le planteó apoyar el financiamiento del medio escrito con el 10% de los recursos en avisaje que el Estado le entregaba a El Mercurio. La respuesta llegó con Enrique Correa y Eugenio Tironi: ‘la mejor política del Estado es no tener ninguna política’, recordó.

Respecto a riquezas chilenas que podrían financiar muchos temas pendientes de salud, vivienda y educación, el diagnóstico de Lavandero es lapidario con las empresas extranjeras que no pagan los debidos impuestos y royalty, menos aún, no existe – después de siglos – un valor agregado del cobre. También, exportamos el 58% del Litio del mundo, y “tenemos el segundo potencial del planeta en riqueza pesquera”, con cerca de dos millones de toneladas, agregó.

Volver a escuchar la entrevista: viernes 14 de junio.